Terapia con Hipnosis

En la terapia con hipnosis se utiliza la relajación guiada, la concentración y la atención enfocada para lograr un estado de conciencia que a veces se denomina trance.

La atención de la persona está tan concentrada mientras está en el estado hipnótico, que todo lo que sucede a su alrededor va perdiendo importancia. Con la ayuda de un psicólogo capacitado una persona puede enfocar su atención en pensamientos y sugerencias específicas que van fomentando un cambio en su comportamiento y emociones.

terapia de hipnosis.jpg

¿Como funciona la hipnosis?

Durante el estado hipnótico el pensamiento crítico y analítico de la persona disminuyen y es cuando se puede acceder a su parte subconsciente haciendo mas fácil el cambio de comportamientos, como dejar de fumar o comer en exceso. También ayuda a las personas a cambiar sus percepciones y sensaciones, y es particularmente útil para tratar el dolor.

La hipnosis generalmente implica un procedimiento de inducción con sugerencias para enfocar la atención, seguido de sugerencias para la relajación y la utilización de recursos para lograr los cambios que se requieren.

Durante un estado hipnótico, una persona puede ser más receptiva a sugerencias positivas. Si bien una inducción hipnótica formal se utiliza a menudo en la hipnoterapia, un estado hipnótico puede ocurrir naturalmente, como absorberse en la lectura, soñar despierto, o al estar absorto en una película fascinante. De alguna manera, un estado hipnótico puede compararse con la meditación u otros métodos basados en la relajación que involucran un enfoque interno de atención y calma. Tanto la meditación como la hipnosis pueden ser autoguiadas (autohipnosis) y un estado de meditación puede ser entendido como hipnosis, dependiendo del estado alcanzado. Sin embargo, la hipnoterapia difiere de la meditación en que las sugerencias hipnóticas pueden variar mucho y son intencionalmente dirigidas a una meta y a objetivos específicos.